miércoles, 5 de septiembre de 2012

Ruta de la leyenda (22)


6. Como potenciala.
6.1. Hacer una Romería para dar a conocer el Con da Ventureira  y resto de rutas.
Sería una forma de potenciar las rutas; dar a conocer la Romería del Con da Ventureira, enseñando las tradiciones allí desarrolladas a lo largo del tiempo. 
Con toda clase de material (fotografías, videos, etc.) enseñaríamos como disfrutábamos  de un día de campo encontrándonos en un enclave maravilloso.

Necesitamos tener un tiempo de ocio fuera de las vacaciones de verano intentando así desestacionalizar el turismo y está podría ser hacer una fiesta en la primavera, que luego repetiríamos en verano para mostrar nuestra ruta y nuestro pasado y leyendas intentando atraer a una parte de gente que busca algo más que sol y playa.





6.1.1. Exposición de fotos antiguas, dando a conocer Sanxenxo de hace años, puerto, Con da Ventureira y su romería desde que comenzó, sus antiguos veraneantes, etc.

Todos disponemos en nuestras casas material fotográfico que poder emplear para mostrar como era la vida antiguamente en Sanxenxo y sus pueblos aledaños, podemos crear unas exposiciones en las que mostrar Sanxenxo de hace unos años, el Con da Ventureira con su romería, y sobre todo nuestros antiguos veraneantes que hicieron sus vacaciones en este pueblo, que era como si tuviesen otra familia en Sanxenxo.
Hace años llegar a Sanxenxo en coche desde Madrid en los años 40, se parecía más a una imprevisible aventura que a una apacible y merecida excursión de vacaciones. Suponía vencer el Alto de los Leones de Castilla, las antiguas Portillas del Padornelo y de la Canda, las infernales curvas del tramo Orense-Pontevedra, y alguna que otra parada debida al recalentamiento del motor o a un inoportuno pinchazo provocado por la tachuela de algún glorioso zapato de nuestros paisanos. Menos arriesgado y más al alcance de todos  era hacer el viaje en tren, con un sinnúmero de paradas por la antigua e interminable vía que hacía el recorrido por León y Monforte de Lemos. 

Así llegaron a nuestras playas la familia de don Alberto de Borbón, Duque de Santa Elena, con nietos Alberto, Mª Angustias y Alfonso; la familia de Gabriel Bornás, Director General de Pesca, a quien  se le debe el levantamiento definitivo de la veda del camarón desde aquel entonces hasta nuestros días; el director de cine José Luis Saez de Heredia, junto con su hermano y sus respectivas mujeres Graciela y Mª Teresa; la familia de Hipólito Gonzalez Parrado, Marqués de los Llanos;  la de Enrique esteban Rodríguez, Delegado Central de Hacienda e Interventor de Regiones Devastadas; la familia de Joaquín Armengot Coca; la de Alfonso Currrás; los hermanos Ramón y Francisco Cachafeiro Varela; el burgalés Ignacio Carbonell Angulo, etc., etc. En viaje más ameno y fácil fueron llegando veraneantes de Galicia, huyendo de la monotonía invernal con sus inclementes soles y humedades, para ver como el sol se eleva por Dorrón y se acuesta por La Lanzada en las tardes de julio y agosto. Aquí, todavía pasan los veranos la familia lucense Antonio Fernández Higuera, , pionero  veraneante de  Areas; las de los orensanos Arístides Moretón Fernández,Emilio Alvarez Díaz y Miguel Riestra París, este último con sus características tirantes y sombrero canotier; las familias pontevedresas de Manuel Moreira y su mujer Angelina Carrascal, de Ramón González Díaz, de Saturnino Varela, de José Mª del Río, de José Martínez Sánchez, o del propietario del Balneario de Cuntis Marcial Campos Fariña.
 Durante estos años, Sanxenxo ofrecía a los jóvenes veraneantes el atractivo del anhelado descanso estival, motivado por la  ilusión infantil de libertad o del dejar hacer, que siempre fue más flexible por el mundo adulto en los alargados días frente a los esquemas de la ciudad y del invierno. En segundo lugar, Sanxenxo invitaba a una relación casi familiar reinante entre la escasa colonia veraniega, así se daba  la particularidad de que cuando se organizaba  en alguna casa una fiesta se iba a recoger a los invitados acompañados de una charanga que recorría  el pueblo en medio de una gran expectación.

 Luego estaba el disfrutar de la playa de Silgar, liberada de los muros de piedra y unida a la carretera a través de una suave duna de arena blanca, en la que era costumbre llegar a nado hasta la roca del Cubreiro y pasear en las gamelas de alquiler. 
Por las tardes el puerto se animaba con la Venta de pescado en patelas colocadas en el suelo y se iba de excursión al monte Pezos, a la fuente del Loro, a otras playas, o a la romería de San Roquiño de Portonovo en la motora Santa Cruz. Por la noche se oían las alegres rondas a base de canciones de los Panchos y de arrulladoras guitarras, que llegarían a actuar en el Salón Cervantes con el fin de recaudar fondos para la parroquia. Después vendría la inauguración del Marycielo, en donde el propio Ulpiano amenizaba las veladas tocando el acordeón, acompañándoles posteriormente una batería, para más tarde contratar afamadas orquestas, como la Poceiro, y organizándose verbenas para muchos inolvidables al son de melodías de Glen Miller, Cole Porter o Peréz Prado. En la alegre juventud de está época figuran los apellidos Ferreiro, Sobrino; Núnez, Péláez Casalderrey, Olmedo, ,Palacios Calleya, Alvarez- Sotomayor, Urcola, Cuca y Chico Salgado Bahamonte, Marita Romay, Enrique Esteban Bañalaez, Rocío y Reyes Quintero, etc, . etc , Además de sumarse los alumnos de la recién inaugurada Escuela Naval, Enrique Caballos, Lorenzo Casares, Jaime Rein, Cristóbal Colón, Grimaldi, Luisin Allesta, etc., que llegaban en balandros para visitar a sus novias al arrullo de las olas de Silgar, testigo copartícipe en muchísimos noviazgos del “Si te quiero”.
De este modo, se configura la colonia veraniega que año tras año va acrecentarse con el ir y venir de estos históricos veraneantes, a los cuales podemos calificar como los mejores promulgadores no sólo del encanto natural de Sanxenxo, sino del ambiente halagador creado por las gentes que aquí coincidieron.

Los años cincuenta pueden considerarse transcendentales para el futuro turístico de Sanxenxo. De un grupo muy representativo de los veraneantes, nace la idea de promocionar todas las posibilidades turísticas y deportivas que ofrece nuestra incomparable Ría de Pontevedra. Así mismo, la juventud veraniega organiza en el cine La Terraza  los festivales denominados “ Fiesta en el Aire”, con la finalidad de recaudar fondos para el Nuevo Templo parroquial que se van a repetir durante todos esto años. La función teatral  siempre comenzaba  con el estribillo de “ Fiesta en el Aire va a empezar con el propósito de hacerles  pasar  un buen rato singular” y en donde destacó en 1953 la genial actuación del actor Manolo Morán enn el papel de Nerón. En 1952 se empieza a proclamar Reina de las Fiestas Patronales, para figurar como primera reina Conchita Sabell, al año siguiente Charo Palacios, actual Marquesa de Montarco, y en 1954 Marichu López-Yarto. En agosto de 1951 se constituye la sociedad Club Náutico de Sanxenxo por un gurpo de asiduos veraneantes reunidos en el chalet Beiramar, que empezará a organizar en el año 1956 diferentes campeonatos de natación, remo y vela, en aguas del puerto y playa de Silgar. Es también asiduo a la cita veraniega de Sanxenxo, por breves días el Jefe del Estado Francisco Franco a bordo de su yate Azor, que siempre anclaba en el fondeadero situado al enfilar la Punta Cabicastro con la quebrada que forma la de Seame.


Durante estos años el Café Marycielo es el centro social de la vida veraniega. Aquí, en el ocio estival, fueron celebres las partidas de dominó, chinchón o tresillo formadas por Luis Sobrino, Manolo Corbal, José Mª Huelin, Ramiro Sabell, Luis Cabanas, Tomás y Vicente Alonso, Cesáreo Nóvoa, a las que se integraban nuevos veraneantes que iban llegando. La juventud disfrutaba por la mañana de los baños en la playa o en las rocas del Vicaño, en donde era costumbre darse un chapuzón  en la llamada piscina de Pazó. A la una y media, se acercaban hsta la playa Valentín o Luis el churrrero con un cesto de patatas fritas sujeto al cuello que nos sabían a gloria, mientras el fotógrafo Olimpio, con los pantalones arremangados por la orilla del agua, nos dejaba a todos algún gráfico recuerdo.  A media tarde por la orilla del agua, nos dejaba a todos algún recuerdo gráfico. 
A media tarde era costumbre ir de excursión en plan de merienda, sumándose ocasionalmente milicias de la Escuela Naval, y por la noche había alguna que otra fiesta o verbena popular.
Sanxenxo fue además el lugar de las pandillas de veraneantes agrupadas en función de la edad, de tal manera que los más jóvenes al iniciarse los años sesenta erán llamados los “biberones”, los dieciochoañeros los “pelargones” y los que superaban con creces los veinte años eran los “pinzones”. Estas pandillas que hicieron época, surgen a la vez que la moda del Rock and Roll, baile que imperaba en numerosos guateques celebrados en diferentes chalets y por donde pasaron personas tan conocidas como el guardamarinas Juan Carlos de Borbón, el Dúo Dinámico o Julio Iglesias.
Con la inauguración del edificio social del Club Náutico, en el mes de julio de 1961, Sanxenxo alcanza aquella sabia premonición inicial que la compara a elegantes estaciones de verano al ser visitado por innumerables personajes de la vida social, política, social, cultural y deportiva, siendo en la actualidad el lugar de veraneo más prestigioso y concurrido de todo el litoral gallego.
6.1.2. Sus leyendas y tradiciones populares.
Tenemos que tener un hueco para mostrar nuestras leyendas pudiendo ponerlas en conjunto con otros países que pueden ser descendientes de Celtas, o otras culturas que por aquí han pasado. Los países del Norte tienen costumbres parecidas y podemos intentar atraer a un grupo de personas que no solo buscan sol y playa, buscan nuestras antiguas tradiciones tan parecidas a las de ellos y también nuestros bellos paisajes.

6.1.3. Enseñar la vida de un pueblo y sus costumbres antiguas  
(cereros, latoneros, curtidores, carpinteros, zapateros, cesteros).
En la Romería podemos aunar un grupo de esos artistas artesanos que nos muestren un oficio antiguo y que con el paso del tiempo se ha transformado en una artesanía de calidad y en una obra imaginativa sin igual, intentando vivir en estos tiempos  tan díficiles y hacerse un hueco, que menos que ellos nos muestren todo su potencial, además de ser una pieza primordial en todo este proyecto.
6.1.4. Bailes y fiestas, juegos tradicionales, gaiteros, etc.
En todas las fiestas lo primordial será el baile y la música;  que menos que tener nuestros grupos de gaitas y nuestros grupos de baile, podemos invitar a un grupo de gaiteiros de fuera del concello que harán una apuesta por nuestra fiesta con una nueva forma de enseñarnos nuestras muiñeiras,  puestas al día y las más antiguas.
Hablamos de juegos tradicionales no debemos olvidarnos que nuestra cultura se extiende enseñándola y nuestros juegos forman parte de nuestra cultura, es  lo que debemos enseñar a nuestros vecinos y gente que nos visita.
Es una apuesta fuerte por lo que tenemos nuestra cultura y nuestras costumbres poniéndolas al día y enseñándonos a todos los que les guste tener un sitio verde cuidado, limpio y en consonancia con los nuevos tiempos que nos toca vivir.
Invirtamos en tener un medio ambiente más cuidado y crearemos riqueza en todo el concello,  apostemos  fuerte por esto, no perdemos nada, ganaremos en salud y turismo.


BIBLIOGRAFÍA
Quíntia Pereira, Rafael.  A NOSA SEÑORA DA LANZADA. Estudio Antropológico de un santuario costero. Premio de investigación Luís Cuadrado. Librería Nós. 2011.
Sabell Salgués Isidoro. Sanxenxo en Su historia. Ilmo Ayuntamiento de Sanxenxo. 1990.
Cuadrado Luis. Sanxenxo Ensayo histórico.  Museo de  Pontevedra .1981.
García Alén, Alfredo. Inventario arqueólogico y  artístico. Museo de Pontevedra. 1981.
A TECEDEIRA. Revista cultural Galega. Nº 4 año 2002.
A TECEDEIRA. Revista cultural Galega. Nº 9 año 2007.

BÚSQUEDAS POR INTERNET.
MATERIAL descargado de internet para elaborar el proyecto. Fotos, textos, etc.
Blogspot de  Asociación Andarela dando a conocer rutas y leyendas.

1 comentario:

  1. He detectado un error en tu evocador relato, donde dices "la familia de Gabriel Bornás, Director General de Pesca, a quien se le debe el levantamiento definitivo de la veda del camarón". El Director General de Pesca, al que te refieres era Ramón Rodriguez Castro, suegro de Emilio Peláez Casalderrey, a quien citas más adelante.

    ResponderEliminar

Fish